La importancia de cuidar la lengua

Una gran cantidad de bacterias se acumulan en la lengua, pudiendo ocasionar problemas de salud oral y de mal aliento. Es fundamental que se encuentre sana y en muy buen estado, ya que a través de ella realizamos dos de las actividades más necesarias de la vida cotidiana, como la masticación y la fonación, por eso debemos limpiar la lengua a menudo pero aún así es el gran olvidado de la limpieza bucodental.

Por eso en i2 implantología os recordamos que lo ideal es cepillar la lengua al menos una vez al día. Es tan fácil como incorporar a nuestro hábito de cepillado unos segundos específicos para limpiar la zona de la lengua. Para hacerlo algunos modelos de cepillos de dientes vienen incluido un limpiador de lengua en la parte de atrás de las cerdas. También los venden individualmente en cualquier farmacia, o puedes limpiarla con las cerdas del cepillo.

¿Qué son los limpiadores linguales?
Consisten en unos mangos con un cabezal de plástico que incorporan en su cara externa un limpiador lingual que funciona bastante bien y si no podemos utilizar un cepillo normal, aunque no obtendremos tan buenos resultados.

¿Cómo se debe limpiar la lengua?
Después de habernos limpiado los dientes, el limpiador debe ser colocado en la superficie dorsal de la lengua, cerca de la base, y traccionarlo hacia fuera, presionando ligeramente contra la superficie lingual. No debemos realizar una presión excesiva, pero sí que es importante repetir este gesto varias veces, echando agua en el limpiador entre cada pasada y asegurándonos que llegamos a todas las partes de la lengua incluyendo los lados).

Como hemos visto podemos mantener una buena higiene de nuestra lengua con unos pasos sencillos y rápidos. El hecho de eliminar las bacterias que diariamente se acumulan en este músculo de nuestra boca nos evitará problemas en nuestra salud oral y reducirá el posible mal aliento.

Comentarios

Déjanos aquí tu comentario

Asegúrate de rellenar correctamete los campos marcados con *