¿Por qué las prótesis fijas son más recomendables?

Este tipo de prótesis se caracterizan por estar fijas en la boca del paciente. Por ello conllevan la colocación de implantes como mejor método de sujeción. Son más higiénicas, más cómodas y más duraderas. Las podemos clasificar en dos tipos de acuerdo a su fijación: atornilladas o cementadas.

De acuerdo al material del que están hechas las prótesis podemos clasificarlas en:
- Metal-cerámica
- Cerámica
- E-max
- Zirconio

En el caso del zirconio cabe destacar que, al tratarse de un material blanco y translúcido, nos permite realizar prótesis de aspecto aún más natural y luminoso. Este material además nos permite sustituir muy ventajosamente las aleaciones de metal y cerámica que hasta hace poco tiempo eran el único sistema empleado en este tipo de rehabilitaciones. La sustitución del metal en las estructuras permite ofrecer al paciente una mayor biocompatibilidad de la prótesis, que será mejor tolerada por la encía, así como evitar el riesgo de alergias a metales en personas predispuestas.

El sistema E-Max es un innovador sistema de cerámica total que cubre toda la gama de indicaciones de restauraciones de cerámica sin estructura metálica desde carillas finas, incrustaciones, coronas y puentes de tres piezas anteriores. Este sistema se compone de innovadoras cerámicas de disilicato de litio utilizadas principalmente para restauraciones de dientes individuales y óxido de circonio de alta resistencia para puentes de tramos largos.

En todos los casos, es necesario estudiar las características de cada paciente, para elegir el sistema que mejor se adapte a su estructura y estilo de vida.

Comentarios

Déjanos aquí tu comentario

Asegúrate de rellenar correctamete los campos marcados con *