¿Por qué es tan importante el uso de la seda dental y cómo se utiliza?

Una higiene dental correcta y saludable no acaba con el cepillado de nuestros dientes. La boca incluye los labios, dientes, encías, lengua, glándulas salivares y el revestimiento de las mejillas. Puesto que con el cepillado no eliminamos totalmente la placa bacteriana acumulada, es indispensable el uso de la seda dental como complemento a una limpieza completa.

La seda dental es un hilo con cera o sin cera que se usa para llegar a los espacios interdentales que son de difícil acceso y que tienden a acumular residuos bacterianos, posible foco de infección en el futuro. Aunque este complemento es de sobra conocido, muchos de nuestros pacientes confiesan que nunca o raramente la utilizan, bien sea por falta de tiempo, pereza o desconocimiento.

La seda se emplea enrollando un tramo de 30 a 50 cm entre los dedos índices de ambas manos y se introduce cuidadosamente entre cada par de dientes con un suave movimiento de serrucho y vaivén para limpiar todas las superficies interdentales. No obstante, siempre podéis consultarnos cualquier duda que tengáis al respecto.

En realidad, su uso es bastante sencillo en relación a la eficacia que presenta en la limpieza bucodental y la prevención de enfermedades gingivales por lo que desde I2 recomendamos encarecidamente su utilización después de cada cepillado.

Comentarios

Virginia Martín

23 Marzo, 2015 13:15 PM

Siempre he sido muy reacia a utilizar la seda dental, pero desde hace 3 meses la estoy empezando a utilizar y noto los resultados. Eso si cuesta un poco pillarle el truco :) Virginia Martín

Déjanos aquí tu comentario

Asegúrate de rellenar correctamete los campos marcados con *